Muchos Nombres, un Gran Hombre

Así y Allí

Por Alvargonzález; 15 de abril del 2002

Dentro del campo enorme de las aspiraciones humanas, una discreta y soterrada: la pavimentación del nombre propio. ¿No se te había ocurrido? Digo que, andando el tiempo, y en reconocimiento a tus méritos, una calle lleve tu nombre. Destino un poco extraño el de los individuos superlativos: acabar siendo transitados y sitios destinados a ser referencia en caso de accidentes viales: “terrible choque en la calle (a vanidad) tal…”. Pero el destino resulta ser más extraño cuando el pavimentado nombre deja de tener contenido, y en casos como el aquí mostrado, la nomenclatura callejera parece denotar problemas serios de identidad: ¿Mariano de Bárcena, Bárcenas o Barcena?

¿Quién fue, qué hizo, y –finalmente– cómo en realidad se llamó? Mariano se llamó, y vivió en el siglo 19 (de hecho, muere en 1899). En este caso concreto, bien merecido el que una calle lleve su nombre, pues se trata de alguien que luego de aprendido el oficio de talabartero, decidió seguir aprendiendo más, más y más, a tal punto que en sus años adultos recibió de manos del mismo Rey Alfonso XIII la condecoración de la orden de Isabel la Católica.

Luego de concluir la preparatoria en Guadalajara, se marchó a la capital para estudiar ingeniería, y tanto destacó en el campo de las matemáticas, que fue el fundador y primer director del Observatorio Nacional Meteorológico. Su descripción de las erupciones del Ceboruco, sus investigaciones en botánica y aportaciones para el mejoramiento de las técnicas agropecuarias, le valieron numerosos reconocimientos nacionales y aún internacionales.

Todo eso bien, sólo un pequeño defecto en su homenaje callejero y pavimentado. De hecho, su nombre fue Mariano de Bárcena. Muchas placas en su sola calle; varios nombres para un sólo prohombre. Ni modo. Espero que cuando lleve tu nombre alguna calle no se equivoquen al escribirlo. No es mucho pedir, ¿o sí?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.