¿Qué pasó el 5?

Por Alvargonzález; 5 de mayo del 2003

Hay fechas que actúan como marcapasos y resulta imposible sustraerte de ellas bajo pena de aparecer como sacrílego. ¿Pero es que no supiste lo que ocurrió el 5 de mayo? Por favor no me vayas a salir con la mechicana respuesta del otro lado de la frontera, donde la efeméride madeinusa es una mezcla de Aniv. de Rev., ‘Independence Day, Pancho Villa and chili cockoff’. ‘Si vows plays don’t do that’, te lo suplico: la claridad es la madre de La Historia y ella la madre de los buenos puentes. No hay que desovar a lo bruto…

Pero ¿qué ocurrió? No gran cosa aparte del primer zipizape de un largo encuentro entre la selección visitante, francesa, y la nacional, en el que al correr del tiempo los visitantes se reforzarían con elementos locales, y los locales recurrirían a la ‘Continental Monroe Corporation’ para patrocinar el triunfo en repechaje. Sí, tienes razón, el 5 de mayo de 1862 la selección nacional se cubrió de gloria, pero un año después en partido de tornavuelta el cuadro galo goleó a la defensa de Puebla camino a Palacio Nacional y de allí hasta acá llegaron. En la foto aparecen entrando en Guadalajara (1864) y no se nota que haya francotiradores contra los franco arribistas. Más bien parece fiesta de bienvenida a los que supuestamente a bayoneta calada (¿bayoneta?) harían güeras a las alteñitas y bendecirían al mariachi con su aceptación. ¿Tú crees eso? Claro que son mitos, imbecilidades insostenibles, lo del mariachi, las alteñas y los franceses.

“La Intervención Francesa” le dicen a ese también oscuro episodio del historión nacional. ¿Oscuro? Aquí es donde brilla la paradoja: los franceses llamaron al siglo 18 ¡siglo de las luces! Quesque nomás la sola luz de la razón serviría para abolir dogmas y acabar con aquello de la interconexión Monarquía-Divinidades. Y a remolque de las revolucionarias ideas francesas nacieron los mismísimos USA, y a remolque de ellos nuestro ser republicano caótico del 19. En cuatro décadas de ‘independencia’ el área geográfica quedó por mitad y lo mejor que habíamos encontrado era a un Santa Anna que -teatral al fin-, disfrazaba su imperial ser con atuendo presidencial. ¿Que entre los que fueron a Francia a solicitar Emperador estaba el hijo de Morelos? Qué de raro si empezando el 19 nuestra identidad colectiva andaba ya dando tumbos. ¿No te han contado de Don Miguel, que siendo párroco de San Felipe Torres Mochas decretó que allí era “La Francia Chiquita”? ¡’Oh mon pere de la patrie’! Las luces francesas nos encandilaron.

¿Y si decretamos nuestro propio siglo de las luces? Si le echamos un poco de luz a Doña Historia resultaría que ni el 16 de septiembre alcanzamos la independencia, ni el 20 de noviembre empezó la Revolución, ni el 5 de mayo fue el gran triunfo sobre la Selección Francesa. Pero con que se alcance a ver bien el puente, con esa luz bastisobra, porque luz y light lo mismo son. ¿No?

4 pensamientos sobre “¿Qué pasó el 5?”

  1. Y por qué se celebra más en USA que aquí? Digo, aquí exactamente que celebra el sindicato magisterial? Mira que para puentes aquí hay buenos ingenieros. Tú crees?

  2. Así sigo, buscando celebrar un siglo nuevo de luz Alvarezca con mis amigos conversadores, pues lo oí decir.- “permíteme encender unas palabras para iluminar la noche”. Bastisobra = me alcanza para “actuar” a sabiendas que en aquellos ayeres de inicios de decisión nacional desubicaron las piezas del rompe cabezas por encandilarse como muchos que hoyendía no ven la propia ralidad.

  3. ¡Ay Álvar! tú siempre tan “hablador”. Fiesta, fiesta es lo que buscan los “latinoamericanos”, ¿qué mejor que unas maracas y un día de fiesta? no necesitamos más.

  4. Eduardo Galeano Martínez

    ¿Por que no me enseñaron esto en la primaria? Y yo que pensé que el fervor patrio era justificado, ridículo, pero justificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.