¡Oh, glorioso 21!

Por Alvargonzález, 19 de marzo de 2003

Mañana, puntual, el equinoccio de primavera a las 20:00 horas locales, que serán la 1:00 am hora del Meridiano de Greenwich ya del día 21. Eso significa que la entrada real de la primavera observa variantes y asegunes de acuerdo a la posición geográfica en la globa, y que -para complicar las cosas un poco más-, debido a los ajustes bisextales (años bisiestos para que mejor mentiendas) no necesariamente comienza la primavera el día 21. Todo eso ¿a qué viene? ¿Me dedico a aclarar cosas o a oscurarlas? Pos pérate pues -como se acostumbraba decir aquí-, y verás. ¿Claro? Eso espero.

Convencionalmente, por comodidad, aceptamos y damos por cierto que el 21 de marzo arranca la primavera. Las exquisiteces astronómicas quedan para otros que no para nosotros simple multa turba o turbamulta ocupada de cotidianeidades terrestres. Pero ¿si te dijera que La Historia tiene mucho de eso? Sí, de convencionalismos admitidos.

Vuelta con lo del equinoccio: ‘equus noctis’ la noche dura igual que el día. Ya las noticias darán cuenta de los trepapirámides que el 21 y vestidos de blanco irán a realizar cultos que más tienen que ver con modas que con ancestralidades. Ni es el blanco, sino el negro lo que más ‘absorbe’ las radiaciones solares, ni estarán a tiempo exacto con el inicio del ‘primo veral’ oscilante de la globa terráquea. Pero convencionalmente ellos se sienten bien, y pos ca’quien se asolea donde y como le da la gana.

¿Convencionalismos históricos? A ti y a mí -convencionalmente “Mexicanos al grito de guerra…” pero ahora solicitando la paz-, nos enseñaron que el 21 de marzo es el día festivo en honor del Benemérito de las Américas, nombre otorgado por el Congreso de Colombia y notificado en Washington en 1864 (they, then and there) a Benito Juárez. Perfecto. Que en la única parte de todas las tales Américas donde ello se festeje sea en los Estados Unidos Mexicanos algo dice de que el calificativo es un convencionalismo regional. Que en el listado de méritos del bien emérito oaxaqueño se encuentre el de promover el uso de la razón contra los dogmas paralizantes, es loable y admirable. Pero que él y su obra se hayan convertido convencionalmente en un nuevo dogma intocable -“Todo lo que hizo fue perfecto y ¡punto! No le menelles”-… ¿No?

Un día cualquiera en el Panteón de San Fernando. El encargado del lugar, escoba en ristre, quita la tierra del poco republicano monumento sepulcral. Bello lo es y fastuoso también. Y esa quizá fue una de las recomendaciones implícitas de Juárez: hay que darle su barridita a los convencionalismos por el bien de La Verdad. ¿Nos hará libres ella?

8 pensamientos sobre “¡Oh, glorioso 21!”

  1. Te leo desde aquí, donde la primavera se hace del rogar y apenas antier tuvimos nieve -y hoy es el 12 de abril, Álvaro-, y leo tus palabras y me hacen sonreír, quizás porque tu sentido del humor late en la naturaleza que renace, éste 2010, primavera! Resurrección.

    Te imagino en un jardín hermoso, chupándote un tequilita.

    Saludos valedor

    Gato

    1. Es un gusto ver tu reaparición en este espacio, estimado Gato Fuentes. Supimos del remendaje que te hicieron en la espalda y esperamos tu pronta recuperación. Algún día (ojalá muy lejano) terminará nuestro saldo en el parquímetro vital y estaremos en ese hermoso jardín compartiendo el tequilita con nuestro entrañable Vallero.

  2. Estoy de acuerdo con Ray y Oscar.
    Hace 2 días platicando con un brasero precisamente me decía que él y sus parientes en EU se rigen por el lema de Juárez, además conoce un club de masones y también se rigen por el lema de Benito, pues su frase es muy famosa allá. Nuestro himno está considerado entre los más bellos en música y letra del mundo y si se le agregara el lema del benemérito lo sería más.

  3. Buen tiempo a todos.

    Oscar, el himno no dice “el respeto ajeno es la paz” porque fue escrito en tiempos de su Alteza Serenísima, el tal Antonio López Pérez, mejor conocido como Antonio López de Santa Anna. Se tocó oficialmente en el aniversario del incio de la independencia, el 16 de septiembre de 1854. De hecho hay una estrofa que ensalza a Antonio López, la cual fue suprimida después de la revolución de Ayutla, que derrocó al déspota.

    Saludos.

  4. ¿Porqué en nuestro himno no dice “El respeto al derecho ajeno es la paz”? ¿Nuestro himno alguna vez ha sido representativo de nuestra manera de pensar y sentir?

  5. Qué buena costumbre la de Alvar.
    Relacionando tan bien las fechas con los fechos. Así que hay más de dos motivos a partir del 21 para tener un mejor clima nacional.
    Eso si, Alvar en este tiempo parece aire fresco primaveral que sacude mi sesera de convencionalismos.

    1. Primer comentario a este texto después de casi una semana de estar publicado. Ya teníamos pendiente de que ni siquiera la fiel Gloria se hubiera asomado por esta ventana. Se te agradece mucho, amiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.